Comunidad es unirnos todos

marzo 12, 2009

Aquí compartimos este artículo publicado en El Sol de San Telmo, esta escrito por una vecina del barrio.

Me crié en el norte de la Provincia de Buenos Aires y siendo adolescente (allá por los años ´80) conocí San Telmo. Me quedé fascinada con su singular conjunto de casas de antigüedades; barrio malevo, milonguero, tanguero, histórico, con sus barcitos, sus pequeños teatros, la Iglesia antigua, todo tan distinto a lo que yo conocía del “centro”, como decíamos en mi barrio.

Ahora, tuve la oportunidad de elegir dónde tener mi casa, y por eso elegí venir a San Telmo. Este pintoresco lugar atesora una parte muy importante de nuestra historia, ya que en él vivieron y actuaron tanto personajes trascendentes de la historia argentina como personas comunes.

Quisiera que en el futuro todo el barrio de San Telmo esté limpio, restaurado y cuidado por vecinos y visitantes, y que las autoridades entiendan que deben restaurarlo preservándolo y no haciéndolo más moderno. Aspiro a que el barrio sea un orgullo para todos y un paseo placentero para quienes nos visiten.

Nuestros desafíos incluyen la creciente demolición de edificios de valor histórico/arquitectónico para construir en su lugar edificios modernos, hoteles u otros destinos comerciales; la proliferación de comercios “estilo Palermo”; la intención de las autoridades municipales de “modernizar” ciertas áreas sensibles del barrio, como la calle Defensa; la posibilidad de perder definitivamente construcciones de gran valor por falta de cuidado y restauración o por usurpaciones; y la desprotección de los árboles, entre otras cosas.

Creo que la mejor manera de enfrentarlo es unirnos los vecinos y reclamar a las autoridades que se respeten la legislación que protege las áreas históricas, como también las normativas relacionadas con el espacio urbano en general. Por lo visto, eso nos está dando buenos resultados, y eso que estamos actuando por áreas separadas.

“Comunidad” según dice la Real Academia Española, es aquello que tiene “calidad de común, que pertenece o que se extiende a varios” y creo que entre muchos de los vecinos de San Telmo hay un sentimiento de comunidad, aunque pienso que esto debería llegar a más gente, a más vecinos. Hay que comprometerse más por mejorar el lugar en el que vivimos, nos tenemos que organizar más entre todos y unir todas estas pequeñas asociaciones que ya existen en San Telmo (las antiguas y las nuevas) en una en la que todos nos sintamos representados y nos podamos reunir: la unión hace la fuerza. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

No repitas

marzo 6, 2009

“No Repitas” pregonan estos anuncios, y eso es justamente lo que deseamos: que no se repitan desprolijidades como ésta, la fijación de cartelería sin ningún tipo de reparo o criterio, que no hace más que afear el paisaje urbano y hablar (mal) de las paredes de la calle Carlos Calvo.


Lluvia de papeles

enero 13, 2009

El domingo 11 en la intersección de Florida y Diagonal Norte, donde se encuentra el monumento al ex presidente Roque Saenz Peña, se filmó una publicidad para una empresa telefónica europea, donde varios ventiladores hicieron volar a miles de papelitos fucsias y colorados por el aire. Una imagen singular y atractiva para la vista de los transeúntes del Casco Histórico.

Al día siguiente se verificó que la zona donde se realizó el comercial estaba limpia, pero a tan solo una cuadra de distancia se pudo apreciar que había restos de esos papeles rojos y fucsias en el piso.



Primer spot de la campaña: Juga Limpio

noviembre 8, 2008

03-03-456

junio 9, 2008

Con la invasión de los celulares, prácticamente todos estamos comunicados todo el tiempo y en todo lugar.

Sin embargo, a veces lo que no puede fallar falla: nos olvidamos de cargar la batería, languidece la señal, o simplemente tenemos una emergencia pero nuestro credito en la línea prepaga esta agotado.

En esos casos es que nos damos cuenta de la importancia de contar con teléfonos públicos en condiciones, que funcionen. Ahora bien, además del vandalismo, los teléfonos públicos son soporte de publicidades non sanctas. La contaminación producida por esos volantes no es sólo visual, pues todos sabemos dónde terminan esos papeles: en el piso.

Es importante respetar el mobiliario urbano no rompiéndolo y no ensuciándolo. Si no, pregúntenle a Rafaela: esperaba que su amado la llamara. Al parecer, al joven enamorado se lo vio por última vez en el Casco Histórico, buscando un teléfono público que funcione…