Mesa Redonda: Preservación del Patrimonio Histórico

abril 21, 2009

PRESERVACION DEL PATRIMONIO HISTORICO

Miércoles 22 de abril. 19hs.

Arq. Luis Grossman
Dir. Gral. de Casco Histórico

Lic. Leticia Maronese
Sec. Gral C.P.P.H.

Arq. José María Peña
Fundador y ex Director del Museo de la Ciudad

Mario Bellocchio
Expositor

Organiza Comisión para la Preservación
del Patrimonio Histórico
de la Ciudad de Buenos Aires

En el marco de la muestra
TINTA ROJA EN EL GRIS DEL AYER

SOBRE LA MUESTRA

La Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico Cultural de la Ciudad de Buenos Aires se congratula en presentar la muestra TINTA ROJA EN EL GRIS DEL AYER, que aborda el tema del pasado y del presente desde la tecnología digital incorporando elementos contemporáneos al blanco y negro pretérito.

El resultado es una amalgama en la que su autor agrega un sesgo artístico sorprendente a la magia del túnel del tiempo.

Mario Bellocchio presenta su muestra fotográfica trabajada sobre antiguas imágenes de la Ciudad, tomadas del Archivo General de la Nación (AGN) y de coleccionistas particulares.


Monumento a la Cordialidad Internacional

abril 8, 2009

En 1936, Uruguay regaló a Buenos Aires, por los cuatrocientos años de su fundación, una magnifica y poco conocida escultura, que contiene un hermoso mapa del cielo sur. Este regalo, es el Monumento a la Cordialidad Internacional, que contiene magníficas referencias astronómicas.

El Monumento a la Cordialidad Internacional, ubicado dentro del Parque Lezama, en la esquina de Paseo Colón y Martín García, la antigua ‘Punta de Doña Catalina’ está ubicado el ‘Mirador’, desde el cual era posible hace muchos años, ver transitar los barcos en el incesante ir y venir hasta el Riachuelo.

Sobre la calle Martín García se halla el bronce que la Ciudad de Montevideo obsequiara -por iniciativa del Rotary Club de Montevideo- a Buenos Aires con motivo del ‘IV Centenario’ de su Fundación por Pedro de Mendoza, en 1936. Es obra del escultor Antonio Pena y el arquitecto Julio Villamajó, ambos uruguayos.

Esta escultura tiene grabadas las constelaciones del sur, alrededor del polo sur celeste, hasta aproximadamente la declinación -20º. Se destaca la Cruz del Sur, y los dibujos de las constelaciones según la mitología.

La escultura se compone de una columna de bronce, de 4m de diámetro por 15m de altura, que forma el eje de la composición, asentada sobre una sola proa, continuada por dos alerones con grabados en relieve de caballos marinos, figuras de la mitología clásica. La parte superior forma un techo sobre un espejo de agua. Completa el monumento una escultura en bronce, La Ofrenda, figura simbólica femenina ubicada sobre la proa. Sobre la columna se extiende el relato, con aspectos salientes de la fundación de la ciudad.


Cómo se puede ver en estas fotos, el monumento tiene numerosas filtraciones, producto del robo de placas de bronce. Presenta peligro para quién se acerque porque hay piezas que pueden desmoronarse por no estar bien sujetadas.
Ojala que este monumento y tantas obras que forman parte del patrimonio histórico de la ciudad tengan el cuidado, respeto, y restauración que se merecen.

Enlace de interés: Espacio profundo


El Cabildo por fuera y por dentro

marzo 26, 2009


El desafío de la blancura II

febrero 5, 2009

Hace tres semanas las paredes de El Cabildo estaban escritas con aerosol. Una semana más tarde se taparon las inscripciones con una mano de pintura.
El 22 de Enero siguiente, Casco Limpio publicó un post en el cuál se preguntaba si sería posible superar el desafío de la blancura.
La respuesta es no: Hoy, jueves 5 de Febrero, las paredes del edificio histórico vuelven a estar lastimadas.



El desafío de la blancura

enero 22, 2009

El lunes 12 de enero las paredes de El Cabildo estaban escritas con aerosol. Desde la Plaza de Mayo, su fachada era una feria de frases de colores.

Una semana después, una mano de pintura blanca procura que vuelva a lucir como un edificio histórico. Todavía falta la segunda mano, pero aún después ¿se superará el desafío de la blancura?

Para ver las fotos ampliadas hacer click acá para ver el cabildo con pintadas, y aquí con la fachada blanca.


Basílica de Nuestra Sra del Rosario y Convento de Santo Domingo

agosto 21, 2008

La Basílica de Nuestra Sra. Del Rosario – Convento de Santo Domingo esta ubicada Defensa y Belgrano. Fue declarada Monumento Histórico Nacional por decreto el 21 de Mayo de 1942.

El templo actual, que reemplaza a las primitivas construcciones, comenzó a levantarse en 1751, según planos del arquitecto Francisco Masella.


En 1762, el alarife Francisco Alvarez se hizo cargo de las obras. A partir de 1774, intervino el Arq. Manuel Alvarez de Rocha. La iglesia fue consagrada en 1783, cuando aún faltaban trabajos de terminación en el techo y la torre izquierda. Secularizada la Orden bajo la Ley de Reforma Eclesiástica que impulsó el gobierno de Bernardino Rivadavia, se instaló en una celda del convento la primera sede del Museo de Historia Natural y, en la torre, un observatorio astronómico.

En el siglo XX la iglesia fue elevada al rango de Basílica, bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario. La puerta de acceso al convento -de la que Mario J. Buschiazzo hizo réplicas para la restauración del Cabildo- se destaca entre los mejores testimonios de la ciudad colonial. La iglesia tiene tres naves, la central con bóveda de cañón corrido y cúpula sobre el crucero. En las capillas laterales se conservan retablos de los siglos XVIII y XIX.

Las fachadas fueron poco modificadas a lo largo de su historia: en 1849 se levantó la torre derecha y, a fines del siglo XIX, el sencillo coronamiento curvo fue reemplazado por un frontón recto y liso. El interior mantiene el carácter simple de las iglesias del período colonial, sólo alterado, en parte, por el agregado de revestimientos de mármol esculpido en la nave principal.

Muchos porteños habrán observado, en su cotidiano andar a las torres de la Iglesia de Santo Domingo y notado las balas de cañón que están incrustadas en el frente. Lo que quizás muchos no sepan es que esos impactos son un símbolo de la defensa de la ciudad de Buenos Aires con motivo de la segunda invasión inglesa del año 1807. Cuando el 2 de julio de 1807 los ingleses intentaron apoderarse de Buenos Aires por segunda vez, el convento fue teatro de un glorioso episodio. Los invasores se habían atrincherado allí, y desde la única torre que tenía en aquel entonces ofrecían resistencia a las fuerzas de Santiago de Liniers. Muchos de los cañonazos disparados hacia el convento dieron en la torre, quedando las balas incrustadas en ella. En la época de Juan Manuel de Rosas, don José María Iturriaga hizo retirar las balas verdaderas y como recuerdo colocó en su lugar tacos de madera que son los que hasta hoy se conservan. Actualmente en los pasillos que circundan el altar mayor se encuentran exhibidas cuatro banderas tomadas por Liniers a los ingleses tras su rendición en Santo Domingo. Otra característica del templo es que en su atrio se encuentra el mausoleo que guarda los restos de Don Manuel Belgrano, quien fue sepultado con el hábito de la orden de los dominicos. Estos estuvieron primeramente sepultados bajo una losa, a la entrada de la iglesia, por voluntad testamentaria del general, que pertenecía a la Orden Tercera de Santo Domingo. También están sepultados en el convento los restos de los padres del general Belgrano, por las generosas contribuciones con las que habían favorecido al templo y los restos del general Antonio González Balcarce, de Hilarión de la Quintana y de Martín de Álzaga.

El cartel que aún esta colocado al frente de la basílica dice que se están realizando trabajos de restauración por la suma de $1.730.000 y que la obra aún no ha concluido.

La pared que se encuentra sobre la calle Defensa se terminó de restaurar hace muy poco tiempo, dejando insertas en ella varias losas con la leyenda “MONUMENTO HISTORICO NACIONAL – SE RUEGA NO PINTAR LEYENDAS NI PEGAR AFICHES”.

También se pueden apreciar rastros del legado del amor entre Coco y Daniela, Pacho y Paola, y leyenda referidas a Pato y Ferny que son materia de estudio para antropólogos que investigan las inscripciones del Casco Histórico de Buenos Aires.

Escuchar Audioguía: Cuenta la historia de la Basílica Nuestra Señora del Rosario Escuchá la Canción a la Bandera y el relato del historiador Felipe Pigna.