Monumento a la Cordialidad Internacional

abril 8, 2009

En 1936, Uruguay regaló a Buenos Aires, por los cuatrocientos años de su fundación, una magnifica y poco conocida escultura, que contiene un hermoso mapa del cielo sur. Este regalo, es el Monumento a la Cordialidad Internacional, que contiene magníficas referencias astronómicas.

El Monumento a la Cordialidad Internacional, ubicado dentro del Parque Lezama, en la esquina de Paseo Colón y Martín García, la antigua ‘Punta de Doña Catalina’ está ubicado el ‘Mirador’, desde el cual era posible hace muchos años, ver transitar los barcos en el incesante ir y venir hasta el Riachuelo.

Sobre la calle Martín García se halla el bronce que la Ciudad de Montevideo obsequiara -por iniciativa del Rotary Club de Montevideo- a Buenos Aires con motivo del ‘IV Centenario’ de su Fundación por Pedro de Mendoza, en 1936. Es obra del escultor Antonio Pena y el arquitecto Julio Villamajó, ambos uruguayos.

Esta escultura tiene grabadas las constelaciones del sur, alrededor del polo sur celeste, hasta aproximadamente la declinación -20º. Se destaca la Cruz del Sur, y los dibujos de las constelaciones según la mitología.

La escultura se compone de una columna de bronce, de 4m de diámetro por 15m de altura, que forma el eje de la composición, asentada sobre una sola proa, continuada por dos alerones con grabados en relieve de caballos marinos, figuras de la mitología clásica. La parte superior forma un techo sobre un espejo de agua. Completa el monumento una escultura en bronce, La Ofrenda, figura simbólica femenina ubicada sobre la proa. Sobre la columna se extiende el relato, con aspectos salientes de la fundación de la ciudad.


Cómo se puede ver en estas fotos, el monumento tiene numerosas filtraciones, producto del robo de placas de bronce. Presenta peligro para quién se acerque porque hay piezas que pueden desmoronarse por no estar bien sujetadas.
Ojala que este monumento y tantas obras que forman parte del patrimonio histórico de la ciudad tengan el cuidado, respeto, y restauración que se merecen.

Enlace de interés: Espacio profundo


Ese qué se yo

junio 11, 2008

Cuando hablamos de “patrimonio histórico” o “patrimonio cultural” no sólo nos estamos refiriendo a museos y edificios públicos, sino que es un concepto mucho más amplio y abarcativo, que incluye también bienes que no son de dominio público. Es decir, la riqueza de Buenos Aires va mucho más allá del patrimonio estatal y de lo que la ley reconoce como tal. Por ejemplo: comer una porción de pizza “de parado” en la calle Corrientes después de ir al teatro, tomar mate en los bosques de Palermo o un café con leche con medialunas mientras leemos el diario en nuestros típicos bares son costumbres que nos constituyen y nos distinguen.

Gran parte de “ese qué se yoque tiene el Casco Histórico está dado por sus casas, muchas de ellas centenarias. En tiempos de crisis habitacional, en los que no se respeta el pasado y se construyen torres en los barrios, es importante cuidar el patrimonio edilicio de la ciudad. Gran parte de dicho patrimonio no pertenece al GCBA; no obstante, ello no debería detenernos a la hora de pensar políticas públicas que incentiven la conservación de nuestro acervo.