Reflejo en el agua

junio 10, 2008

Corría 1932 cuando el reconocido fotógrafo francés Henri Cartier-Bresson, pionero en el arte de la fotografía callejera, tomó esta imagen, mundialmente conocida como “Derriere la Gare Saint Lazare” (o “Detrás de la estación de St. Lazare”). Al respecto, Bresson comentó: “Había una valla de madera alrededor de algunas reparaciones detrás de la estación de tren Gare Saint-Lazare. Justo yo estaba mirando por un hueco en la valla con mi cámara de fotos en el momento en que un hombre saltó“.
Un hecho extraordinario para la fotografía mundial, algo frecuente en el Casco Histórico.

Anuncios

03-03-456

junio 9, 2008

Con la invasión de los celulares, prácticamente todos estamos comunicados todo el tiempo y en todo lugar.

Sin embargo, a veces lo que no puede fallar falla: nos olvidamos de cargar la batería, languidece la señal, o simplemente tenemos una emergencia pero nuestro credito en la línea prepaga esta agotado.

En esos casos es que nos damos cuenta de la importancia de contar con teléfonos públicos en condiciones, que funcionen. Ahora bien, además del vandalismo, los teléfonos públicos son soporte de publicidades non sanctas. La contaminación producida por esos volantes no es sólo visual, pues todos sabemos dónde terminan esos papeles: en el piso.

Es importante respetar el mobiliario urbano no rompiéndolo y no ensuciándolo. Si no, pregúntenle a Rafaela: esperaba que su amado la llamara. Al parecer, al joven enamorado se lo vio por última vez en el Casco Histórico, buscando un teléfono público que funcione…


Escribir la historia

junio 6, 2008

La historia es mucho más que lo que nos dicen los manuales escolares o los libros de los académicos: el patrimonio histórico de un país es tan vasto y heterogéneo que incluye desde los relatos de los mayores hasta nuestra riqueza edilicia.

Son muchos los edificios que se encuentran en el Casco Histórico que han sido declarados “Monumento Histórico Nacional”. Más allá de lo que la ley dispone en cuanto a su conservación, es responsabilidad de todos mantenerlos en condiciones. Por ello, y por el respeto a nuestro pasado, es necesario que “escribir la historia” no sea sinónimo de pintar las paredes de nuestro patrimonio.


Ausencia

mayo 30, 2008

“Desde que te alejaste,
cuántos lugares se han tornado vanos
y sin sentido, iguales
a luces en el día.”

Jorge Luis Borges, “Ausencia” (fragmento).


En la vereda del sol

mayo 20, 2008

Ubicada en medio de un desierto, Mendoza capital es famosa por sus acequias, que hasta han intentado declarar “patrimonio cultural de la humanidad”, y por su limpieza. La gente se jacta de tener las veredas más limpias del país, y hasta hay quienes las enceran, y puede verse correr el agua transparente por sus acequias, prácticamente sin un mísero papel que las enturbie.

En Buenos Aires, por el contrario, venimos detrás, muy detrás de eso. En comparación, las nuestras son mucho más angostas que las mendocinas, y aun así nos cuesta muchímo mantenerlas no digamos siquiera limpias, cuanto menos enteras.

Esto genera múltiples consecuencias: la gente debe caminar por la calle, lo que entorpece el tránsito y pone en riesgo su vida y la de los demás; quienes tienen su movilidad reducida (embarazadas, mujeres con niños en carros, discapacitados, gente mayor) se ven especialmente afectados, pues se vulnera su derecho al “libre tránsito”; y a los ciudadanos todos se les niega la posibilidad de gozar de una ciudad bella.

Este, el de la belleza, no es un dato menor: el Casco Histórico tal vez sea la zona turística más concurrida de la Ciudad de Buenos Aires y son muchos los vecinos que directa o indirectamente viven del turismo.

Por eso, es responsabilidad de todos mantener limpias y arregladas nuestras veredas. Las empresas de servicios públicos deberían pedir permiso antes de romperlas, mientras que los vecinos deberían preocuparse por mantenerlas en buen estado, ya procurando que no se rompan, ya manteniéndolas limpias, sin basura ni excremento.

Además, es muy importante que ante la rotura de una vereda por las raíces de un árbol o si fuera destruida como consecuencia de trabajos realizados por el Gobierno de la Ciudad, se reclame su arreglo. Por el contrario, cuando el desgaste se produce por el uso, el responsable es el propietario frentista.

Entre todos, no habrá vereda que no sea la del sol.


Se cayó…

abril 30, 2008

Se cayó hacia adelante y hacia abajo
¿qué hubiera ocurrido si este cartel caía arriba de un chico?


Espacio no libre de humo

abril 18, 2008

Basta de humo - cartel en el obelisco

“Basta de humo, a quién corresponda, dejen respirar, dejen ver, por favor: dejen vivir”, es lo que dice el cartel que alguien colgó en la reja que bordea al obelisco.

Corrientes y Cerrito
Esta es la perspectiva de Corrientes y Cerrito a las 12 del mediodía.


El obelisco no se ve desde Corrientes y Montevideo.